La Hidratación que te ofrece la aromaterapia según tu tipo de piel

En este artículo conocerás la importancia de hidratar tu piel y cómo los distintos aceites esenciales usados en la aromaterapia pueden beneficiarte al momento de realizar esta reconfortante tarea.  

No importa si tu piel es grasa, mixta, sensible o seca.

Aromaterapia productos

 Primero que todo: ¿Por qué es importante hidratar la piel?

Nuestra piel no es solo uno de los órganos más importantes y extensos de nuestro cuerpo, sino que también actúa como un escudo, buscando evitar el ingreso de posibles amenazas a nuestro organismo. 

Una buena hidratación provoca que los niveles de agua en la piel se mantengan equilibrados, y que esa “barrera protectora” se vea fortalecida, suave y flexible. 

Para mantenerse hidratado es necesario obtener la suficiente cantidad de agua a través de nuestra dieta diaria. 

Para ello, podemos acudir a algunas frutas, verduras o alimentos con importantes cantidades de H₂O.  

Pero la principal recomendación sin lugar a dudas es la de beber al menos 8 vasos de agua al día.

Recuerda que: Mantener una piel hidratada genera los siguientes beneficios:

  • La piel se vuelve más resistente y protege mejor al organismo de posibles amenazas.
  • Previene la resequedad, evitando que los niveles de agua disminuyan.
  • Mejora su aspecto, ya que promueve una piel suave, con un tono natural y un aspecto muy agradable.
  • Retrasa la aparición de arrugas, esto gracias a que evita que se pierdan proteínas necesarias para la reproducción del tejido celular.

aromaterapia en mexico

Ahora bien, es importante que sepas que deberías complementar este tipo de hidratación “interna” con otra “externa”.

Es aquí donde los  aceites esenciales  cumplen con la tarea de brindarte una piel suave, humectada y radiante. 

Eso sí, deberías tener en cuenta que cada tipo de piel (grasa, seca, sensible o mixta) presenta distintas características o necesidades, y es por eso que existe una gran variedad de aceites esenciales, que puedes usar o no en función a tu beneficio personal.

¡Esto es importante!  

Si un aceite no está indicado para tu tipo de piel, esta podría verse perjudicada. 

Para evitar eso, te enseñaremos que aceites esenciales  funcionan mejor para cada tipo de piel.

¿Qué aceites esenciales deberías usar según tu tipo de piel para mantenerla suave y humectada?

Para piel normal

Si este es tu caso, puedes utilizar los aceites que tú escojas, no ahí límite. 

Este tipo de piel permite que puedas usar una gran variedad de productos y escoger los que más te gusten.  Solo recuerda que no todas las zonas de la piel son iguales y deberías tener precaución al momento de usarlos en lugares sensibles, como por ejemplo cerca de los ojos.

Te invito a revisar nuestra oferta de aceites esenciales en nuestra TIENDA ONLINE.  Algunos de los aceites que te recomendamos son:

Para piel seca

Una pobre hidratación provoca el envejecimiento de la dermis y afecta negativamente la reproducción del tejido celular.  Así que si este es tu caso, es muy importante nutrir tu piel cada vez que puedas, esto con el fin de preservar la elasticidad, suavidad y buena salud de la misma.

A continuación, te mostramos algunos aceites esenciales que te ayudarán a tener unos buenos niveles de hidratación en la piel, mantenerla firme, y disminuir la aparición de arrugas:

  • Palma rosa. 
  • Jara. 
  • Espliego. 
  • Aguacate
  • Rosa de mosqueta.
  • Aceite de aguacate.
  • Aceite de almendra.

Recuerda que puedes encontrar estos aceites esenciales y muchos otros productos para el cuidado de la piel en nuestra   TIENDA ONLINE. 

  Para piel grasa

Este tipo de piel se caracteriza por presentar un exceso de grasa especialmente en la zona del rostro, esto puede llegar a ser molesto, y en algunos casos desagradables. 

Aunque se podría pensar que esto es malo para la salud, la realidad es que no, ya que esa grasa forma parte de una capa protectora contra los agentes externos, y es un mecanismo de defensa que usa nuestra piel para ayudarnos a combatir peligros del ambiente. 

Sin embargo, un exceso de sebo puede causar también obstrucciones en los poros y la aparición de acné. Por eso, te conviene mantener en bajos niveles la producción y acumulación de grasa. 

En este caso te recomendamos utilizar los siguientes aceites esenciales:

  • Jojoba. 
  • Geranio. 
  • Lavanda.  
  • Palma rosa. 
  • Árbol de té.  
  • Cedro. 
  • Romero. 
  • Incienso. 
  • Naranjo amargo. 
  • Azahar. 

Recuerda que puedes encontrar estos aceites esenciales y muchos otros productos para el cuidado de la piel grasa en nuestra Tienda.

Ya que tu piel es grasa y suele acumular ciertos niveles de sebo, es importante que no olvides limpiarla profundamente con algún producto exfoliante.   Antes de aplicar los aceites esenciales para conseguir mejores resultados.

 Para pieles mixtas

En este tipo de piel, como su nombre lo indica (mixto), es muy común encontrar zonas secas y algunas zonas con mayores niveles de grasas. 

La parte grasosa suele localizarse en lo que se conoce comúnmente como la “zona T” (frente, nariz y barbilla). A diferencia de otras zonas del rostro que presentan niveles de grasa más bajos. 

En este caso te recomendamos usar una loción que logre equilibrar esos dos tipos de contrastes que presenta tu piel: 

 

 Para piel sensible

Este tipo de piel es especialmente sensibles a los químicos o productos que provoquen un cambio brusco en su PH, por eso te recomendamos tratarlas con nuestros aceites esenciales naturales y procurar no usar productos que puedan llegar a irritarla, enrojecerla o mancharla, algunos de estos aceites son:

  • Aceite esencial de caléndula. 
  • Aceite de rosa. 
  • Aceite de jazmín. 

Para concluir, y algo muy importante.

Como te pudiste dar cuenta, existen muchos aceites esenciales, y cada uno de ellos ofrece distintos beneficios, así que te invito a usar los que más te gusten y se adapten a tu tipo de piel.

¡Por último recuerda que…!

Estos aceites no suelen utilizarse directamente sobre la piel.

Lo ideal es mezclarlo con otros aceites, cremas hidratantes o geles. 

Lo más importante es que al momento de usarlos tengas en cuenta para que tipo de piel se va a aplicar, o el efecto que deseas conseguir, y combinarlo con una dieta saludable y rica en líquidos que le aporten a tu piel todos esos nutrientes que necesita para estar sana.